Noticias

El grito de Edvard Munch si decía algo

A veces queremos expresar algo y no sabemos cómo, pero Edvard Munch pudo ingeniárselas haciendo arte y además dejándolo por escrito de manera singular.

Un análisis con escáner infrarrojo, realizado por especialistas de la Galería Nacional de Noruega, confirmó que Edvard Munch escribió, «sólo pudo haber sido pintado por un loco».

«La escritura siempre fue visible a simple vista, pero muy difícil de interpretar. A través de un microscopio, se puede ver que las líneas de lápiz […] se aplicaron después de terminada la pintura», explicó Mai Britt Guleng, especialista del museo.

Al confirmarse la autoría de Munch, las palabras escritas sobre su más famoso lienzo «pueden leerse como un comentario irónico, pero al mismo tiempo como una expresión de la vulnerabilidad del artista», sostuvo Guleng.

En octubre de 1895, Munch exhibió ‘El grito’ por primera vez, provocando fuertes críticas por parte del público. Entre tanto, algunos de sus colegas cuestionaron el estado mental del artista, reproche que podría haberlo decepcionado hasta el punto de dejar ese comentario en la pintura ya finalizada.

Guleng recordó que a Munch sí le preocupaba la posibilidad de sufrir una enfermedad hereditaria. «Tanto su padre como su abuelo padecían lo que entonces se conocía como melancolía, y su hermana Laura Munch fue internada en el hospital psiquiátrico de Gaustad [Oslo, Noruega]», contó.

Con el fin de obtener una imagen más clara, la obra fue fotografiada con una cámara de haces infrarrojos, con lo cual el carbón del lápiz se destacó más claramente, lo que facilitó el análisis.

Leave a Response